La Conselleria de Educación atenta contra el derecho de los trabajadores posibilitando el despido de cerca de 1000 trabajadores

UGT exige a la Consellería de Educación, incluya la subrogación obligatoria de todos los trabajadores. La Administración es la que tiene la potestad de incluir en el pliego las condiciones que estime oportunas.