La huelga en QUEPIDOHOY SL comenzará mañana

A partir del día 22 de este mes, las personas trabajadoras de la empresa de reparto a domicilio más grande de la ciudad de Vigo, inician una huelga cansadas de las penosas condiciones de trabajo que padecen.

Las personas trabajadoras de esta empresa viguesa, que presume de su posicionamiento en lo que a servicio de reparto a domicilio se refiere, se ha caracterizado siempre por no cumplir la legalidad en lo que a condiciones laborales se refiere:

  • Se niega a aplicar el Convenio Provincial de Transporte de Mercancías.
  • No retribuye a los trabajadores en relación a la jornada que por la que han sido contratados, presionándolos en muchos casos para que firmen voluntariamente una reducción de jornada.
  • Cuando no tienen carga de trabajo para completar la jornada, les reducen su ínfimo salario o les obligan a crear una bolsa de horas.
  • Les adeudan meses de propinas de los clientes.
  • Los EPIS son defectuosos e insuficientes.

Ya en su día, JUST EAT les retiró el servicio que ahora prestan directamente con sus propios trabajadores en la ciudad.

Además, esta empresa supone una competencia desleal para las empresas de paquetería y reparto de la provincia de Pontevedra, que sí aplican el convenio provincial, y a la que esta empresa quita clientes al tener un menor coste salarial por incumplir el convenio. Presta servicio para ALIEXPRESS y para locales de restauración de la ciudad.

Los ciudadanos tienen derecho a saber que estas personas, que en muchas ocasiones realizan su trabajo en condiciones climatológicas difíciles, y que son las encargadas de llevarnos hasta el sofá de nuestras casas nuestros pedidos (hamburguesa, pizza, sushi, etc.) están en pésimas condiciones laborales por culpa de un empresario sin escrúpulos.

Este jueves, a las 12:00 horas, se realizará una concentración frente a la sede de la empresa en la calle Colón 24 de Vigo y ese mismo día se inicia una huelga indefinida en disposición de secundar por el resto de los 100 trabajadores y trabajadoras de la empresa.

Hay que recordar que el miedo reina entre las personas trabajadoras de esta empresa, hay familias que todos sus miembros viven solo de los 300 o 400 euros que obtienen, incluso padre e hijos reparten juntos en esta empresa….. son víctimas y prisioneros de una mala praxis empresarial.