UGT y CCOO consultarán la convocatoria de huelga entre los trabajadores del sector de transporte de viajeros de la provincia de Cuenca

UGT y CCOO consultarán con los trabajadores del sector de transporte de viajeros de la provincia de Cuenca la posible convocatoria de huelga. La consulta se produce después de que el pasado miércoles 9 de junio se celebrase una mediación en el Jurado Arbitral Laboral como último intento para llegar a un acuerdo de mínimos sobre este convenio colectivo que afecta a unos 350 trabajadores.

Ambas organizaciones sindicales tomaron la decisión de acudir a este órgano ante el nulo avance en las negociaciones, negociaciones que comenzaron en enero de 2020 y que, tras el inicio de la pandemia, se retomaron en marzo de 2021.

La parte social siempre ha sido consciente de la situación en la que se encuentran las empresas, al ser este un sector bastante perjudicado por la pandemia del Covid-19, pero también -y con vistas al futuro- de las expectativas de recuperación por la reactivación de la actividad que están suponiendo los viajes y los eventos sociales, lo cual está haciendo que cada vez se vea más movimiento de autobuses por nuestras carreteras. También valoran el anuncio por parte de las distintas administraciones de ayudas y subvenciones para estas empresas. “Sin ir mas lejos, el mismo miércoles 9 se publicaban las bases para las ayudas al sector por parte de la Junta de Comunidades. Y durante la celebración de la mediación se conocía la subvención que el Gobierno central había otorgado a la empresa que gestiona el servicio urbano de la ciudad de Cuenca”, apuntan los portavoces de UGT y CCOO.

Por todo ello y con unas pretensiones de subida salarial que ya no se aplicaría en el año 2020, la propuesta de mínimos sería del 1% para el año 2021 y del 2% para el 2022. Sin embargo, en el acto de mediación la parte empresarial siguió sin aceptar esta propuesta ni la posibilidad de cerrar este año con la subida del 1% y de comenzar las negociaciones el próximo año.

UGT y CCOO recuerdan que los trabajadores y trabajadoras a los que afecta y vincula este convenio también han sufrido el golpe de la crisis, así como las diferencias salariales existentes dentro de una misma empresa (hay trabajadores a los que se les aplica el convenio de Cuenca o y los hay a los que les afecta el convenio de otras provincias limítrofes, una diferencia salarial que puede superar los 300 o 400 euros por mes).

Es por lo que, desde UGT y CCOO consideran que no se puede ceder más en las aspiraciones económicas para la firma del convenio. Tampoco están dispuestos a un mayor empobrecimiento de las plantillas, por lo que estudiarán las posibles acciones y fechas para las movilizaciones y convocatorias de paros en el Transporte Urbano e Interurbano de la provincia de Cuenca.