La borrasca Filomena obliga a suspender el 100% de los servicios de transportes en la provincia de Toledo

Desde la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Castilla-La Mancha (FeSMC-UGT) se denuncia la falta de previsión por parte de la Comunidad de Madrid ya que trabajadores castellano manchegos que realizan su trabajo dentro de esta región se han visto atrapados durante horas sin ninguna atención ni asistencia

La borrasca Filomena a su paso por Castilla-La Mancha ha provocado el cierre temporal de muchas empresas de transporte y logística desde la tarde de ayer viernes, una situación que ha provocado la suspensión del 100% de los servicios en la provincia de Toledo –la más afectada por la climatología- y restricciones en el resto de la región.

Desde la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Castilla-La Mancha (FeSMC-UGT) se denuncia la falta de previsión por parte de la Comunidad de Madrid ya que trabajadores castellano-manchegos que realizan su trabajo dentro de esta región se han visto atrapados durante horas sin ninguna atención ni asistencia, “quedando abandonados a su suerte”. Para el sindicato resulta lamentable el caos producido y, más aún, que las autoridades de la comunidad vecina no lo hayan previsto.

En el caso de la provincia de Toledo, la mayoría de las empresas de logística, transporte de mercancías y transporte de viajeros tuvieron que suspender los servicios a lo largo de la tarde del viernes. En la capital el transporte público quedó suspendido desde primeras horas de la mañana, reanudándose sobre las 15:00 horas con tan solo cuatro líneas realizadas por siete trabajadores. Sin embargo, y tras las presiones del comité de empresa, más allá de las 17:00 horas se volvieron a suspender todos los servicios debido a los riesgos para la seguridad de los trabajadores y viajeros.

También en la provincia de Toledo ha habido conductores que han tenido que pasar la noche en el área de Madridejos a fin de evitar episodios como el vivido por un conductor de transporte de viajeros, quien – haciendo la ruta Talavera-Madrid- se vio atrapado junto con los pasajeros a la altura de San José de Valderas, ya en la Comunidad de Madrid, sin llegar a ser asistidos por el 112.

A pesar de las dificultades de movilidad, en Albacete el transporte urbano de la capital se está desarrollando con cierta normalidad y funcionando al 100%. UGT ha pedido eso sí al Ayuntamiento que se adelante a los posibles inconvenientes que puedan aparecer durante la jornada. En el resto de la provincia el transporte de viajeros también se ha desarrollado con cierta normalidad, exceptuando las zonas de la sierra, donde el servicio ha quedado interrumpido.

En Ciudad Real no se ha registrado ningún incidente de importancia debido a que las nevadas no han sido tan copiosas como en el resto de la región.

En Cuenca el transporte urbano de la capital ha suspendido el servicio de las líneas del casco antiguo, mientras que en el resto de la ciudad se está desarrollando con normalidad.

Por último, en Guadalajara las empresas de logística suspendieron su actividad en la tarde del viernes, evitando de este modo que los trabajadores pudiesen quedar atrapados en sus desplazamientos al trabajo o de vuelta a sus residencias.