UGT denuncia la agresión a un conductor de Bizkaibus y el estrés que generan usuarios que no cumplen las normas sanitarias

El sindicato exige tanto a Diputación como a Ayuntamientos, que adopten medidas para evitar que sean los conductores los que tengan que enfrentarse a las tensiones que originan ciertos usuarios que no mantienen las normas sanitarias de higiene respiratoria, como mantener la mascarilla puesta dentro del transporte público, intentar evitar no hablar y, algo más difícil, sobre todo en horas punta, que es observar la distancia social

UGT denuncia  estrés en conductores de Bilbobus y Bizkaibus causado por situaciones que provocan usuarios que no guardan las normas sanitarias ante el COVID-19, llegándose al hecho de que, en estos días, un usuario escupió en la cara a un conductor, porque le advirtió que sin la tarjeta de transporte (barik) no podía viajar.

Responsables de UGT-Transportes exigen, tanto a Diputación como a Ayuntamiento, que adopten medidas para evitar que sean los conductores los que tengan que enfrentarse a las tensiones que originan ciertos usuarios que no mantienen las normas sanitarias de higiene respiratoria, como mantener la mascarilla puesta dentro del transporte público, intentar evitar no hablar y, algo más difícil, sobre todo en horas punta, que es observar la distancia social.

UGT advierte de que las autoridades sanitarias no pueden seguir con las normas de que el transporte público no tenga un aforo máximo.

El sindicato informan que son también los usuarios en general, que cumplen la normativa, los que se ven afectados por el comportamiento de ciertos individuos que no guardan las normas sanitarias y es difícil para los  conductores  poder afrontar la situación de estrés que se  genera en tales circunstancias.