Fomento incumple el compromiso adquirido de subrogar a los trabajadores de autopistas

El pasado 2 de agosto, el Consejo de Ministros autorizó los contratos de servicios para las operaciones de conservación y explotación en la autopista AP7 entre Salou (Tarragona) y Alicante, y la AP4 entre Sevilla y Cádiz, y la subrogación del personal que realiza labores de conservación en la autopista.

El pasado 7 de noviembre fueron publicados los pliegos de cinco contratos de servicios para la ejecución de diversas operaciones de conservación y explotación en las autopistas AP7 entre Salou (Tarragona) y Alicante, y AP4 entre Sevilla y Cádiz.

Estos contratos se producen con ocasión de la reversión a la Administración pública de las concesiones administrativas de autopistas de peaje y la decisión del ministro de Fomento, José Luís Ábalos, de no licitar un nuevo contrato de concesión en esos tramos, ni explotarlos mediante el cobro de un peaje, pasando a ser gestionado de forma directa por la Dirección General de Carreteras (dependiente del Ministerio de Fomento), al igual que la mayoría de tramos de la Red de Carreteras del Estado y con el mismo modelo de gestión.

Como viene denunciando UGT, desde que en noviembre de 2018 finalizase la autopista AP1 (Burgos-Armiñón), las trabajadoras y trabajadores de estas autopistas están en un callejón sin salida.

Las personas que trabajaban en todo lo relacionado con el peaje, cerca de 1.500 hasta 2021, serán despedidos por las empresas que terminan su relación contractual.

Respecto a las que trabajan en conservación, muchas de ellas podrán ver extinguido su trabajo en cuanto pasen a la empresa adjudicataria, pues el Ministerio de Fomento, lejos de cumplir con lo que se aprobó en el Consejo de Ministros, ha publicado unos pliegos en los que, para los 275 trabajadores que en la actualidad realizan esas labores de conservación, sólo están previstos 220 puestos de trabajo. La consecuencia que se deriva de esta actuación resulta evidente.

UGT está analizando la posibilidad de presentar recurso a la totalidad de los pliegos publicados respecto a AP7 y AP4, en defensa de los puestos de trabajo que el pasado 2 de agosto se iban a subrogar y, ahora, han desaparecido.